Tres países se unen en la lucha por mejorar la salud materno infantil

15.05.2018

Se presentó una iniciativa que busca eliminar la transmisión de madre a hijo de la Infección por VIH, hepatitis B, sífilis y Chagas

parto-cuidado-2_1

Recientemente se presentó un proyecto que tendrá como objetivo proveer servicios de salud materno infantil en la zona de la triple frontera chaqueña. En manos de la Fundación Mundo Sano y la Asociación para el Desarrollo Sanitario Regional (ADESAR), el Proyecto de Atención a la Salud Materno Infantil en la Triple Frontera del Chaco Salteño, busca fortalecer y complementar las capacidades sanitarias locales para contribuir a la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH, sífilis, hepatitis B y la enfermedad de Chagas en la región de la triple frontera de Argentina-Bolivia-Paraguay.

La iniciativa cuenta con el apoyo de organismos de gobierno, universidades e instituciones públicas y privadas; todas ellas se han unido a las instituciones mencionadas para llevar adelante el proyecto.

Te puede interesar

Una empresa argentina se sumó al Pacto Global de la ONU

El objetivo del proyecto es contribuir a la disminución de la mortalidad materno-infantil en esta área donde confluyen nuestros tres países, representativa del Gran Chaco Sudamericano, caracterizada por una población mayoritariamente originaria y dispersa, con importantes movimientos migratorios internos, condiciones éstas que dificultan el acceso a los servicios de salud”, sostiene Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano.

El Proyecto prevé una duración de tres años y está destinado a mujeres embarazadas que habitan la región fronteriza integrada por Santa Victoria Este (Argentina), Crevaux y D’orbigni (Paraguay) y Pozo Hondo y San Agustín (Bolivia) y los respectivos parajes aledaños. En conjunto, todas las localidades alcanzan una población aproximada de 23.000 personas. “Se estima incorporar al proyecto aproximadamente 500 embarazadas por año, al tiempo que se incluirá atención de puérperas, hasta los 60 días posparto, y recién nacidos y lactantes hasta los 18 meses de vida, producto de aquellos embarazos en que se detecten enfermedades de transmisión vertical”, sostiene Mariana Fernández, vicepresidenta de ADESAR.

La atención estará en manos de un equipo interdisciplinario integrado por ginecólogos-obstetras, bioquímicos, ecografistas,  pediatras, infectólogos y médicos de familia. El grupo de profesionales llevará adelante seis intervenciones intensivas por año en cada una de las poblaciones y parajes del área de los tres países. Cada una de ellas incluirá una evaluación inicial, seguimiento, evaluación ecográfica y serológica de la embarazada y el recién nacido, y tratamiento y/o derivación en los casos que se requiera la atención de problemas que excedan las capacidades locales.

Te puede interesar

En Chaco se realizó una jornada sobre enfermedades de transmisión de madre a hijo

Todas las acciones serán informatizadas por el equipo médico, en tiempo real, a través de dispositivos electrónicos, lo cual permitirá que diferentes niveles de asistencia y coordinación puedan acceder, de manera confidencial, a los datos relevados desde diferentes lugares para su análisis. Asimismo, el Proyecto contempla el desarrollo de actividades de capacitación a los actores de comunidades intervinientes.

El Proyecto es posible como efecto del acuerdo realizado entre Mundo Sano y ADESAR. a su vez, es importante aclarar que las acciones se desarrollarán de manera articulada con los Ministerios de Salud Pública y Primera Infancia de Salta, la Dirección Regional de Salud del Gobierno de la Región Autónoma del Gran Chaco, Estado Plurinacional de Bolivia y la Dirección de Atención Primaria, Región Sanitaria XVI, Departamento de Boquerón, República de Paraguay.

La Asociación para el Desarrollo Sanitario Regional (ADESAR) es una institución sin fines de lucro que se dedica a la capacitación e investigación sanitaria; tiene como objetivo lograr progresos concretos en el conocimiento de la problemática sanitaria de la región con especial orientación hacia las comunidades, el equipo de salud y las autoridades sanitarias para mejorar la calidad de vida de las personas.

Mundo Sano, por su parte, es una fundación cuya visión, desde el año 1993, es reducir el impacto causado por las enfermedades infecciosas desatendidas. La institución trabaja conjuntamente con el sector público y privado, la academia y otras organizaciones internacionales buscando mejorar el acceso equitativo a la salud.

LogoFB-FINAL

Nota relacionada

ScreenNatalidad

Comentarios