Hipoacusia: su detección temprana podría cambiar vidas rotundamente

03.05.2018

En el mundo afecta a 466 millones de personas y se calcula que en 30 años este número se duplicará

Hipoacusia

La hipoacusia es una patología que se puede presentar por diversas causas.  Se puede definir como la disminución de la percepción auditiva, que es la vía habitual para adquirir el lenguaje y constituye un problema de particular importancia en la infancia, dado que el desarrollo intelectual y social están relacionados directamente con una correcta audición. Se trata de una de las habilidades que permite el establecimiento de las relaciones sociales y con el entorno.

Algunos pacientes la padecen desde nacimiento y otros la sufren por enfermedades o traumas que afectan el oído. De acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 466 millones de personas padecen esta patología a nivel mundial, de los cuales 34 millones son niños. Además, la OMS estima que en poco más de 30 años, es decir, para 2050, los casos de patologías de estas características se duplicarán y llegarán a casi 900 millones, es decir, casi una de cada diez habitantes padecerá algún tipo de pérdida de audición discapacitante.

ScreenHipoacusia1

Te puede interesar

¿Qué es el trauma acústico y qué efectos tiene en nuestra salud?

Cabe destacar que según la mencionada institución el 60% de los casos en los más chicos se deben a causas prevenibles. Es por eso que las campañas de concientización son sumamente importantes al momento de informar a la población, tanto a los profesionales de la salud como al común de las personas, para disminuir la cantidad de casos.

La situación de las personas que padecen pérdida de audición mejora por diversos motivos. La detección temprana es el factor fundamental para que quienes padecen algún tipo de patología de estas características puedan llevar una buena calidad de vida y su día a día resulte favorable. A través de un diagnóstico temprano, el paciente podrá recibir el tratamiento pertinente para su enfermedad. La utilización de audífonos, los implantes cocleares y otros dispositivos de ayuda, son algunos de los principales métodos que sirven de ayuda a quienes sufren hipoacusia.

Sin embargo, no todos los niños acceden a una detección temprana de la enfermedad, lo cual dificulta su desarrollo e impactará negativamente en su calidad de vida, tanto en el corto plazo como a lo largo de los años. En Argentina existe una ley nacional – la 25.415- que reglamenta la necesidad de evaluar a todos los pequeños recién nacidos en busca de patología auditiva. La norma establece que a partir del nacimiento y antes del tercer mes de vida, todo niño debe ser evaluado auditivamente tenga o no antecedentes de riesgo en este área.

Uno de los objetivos propuestos por esta ley es realizar estudios estadísticos con el fin de evaluar el impacto que la enfermedad produce en nuestro país. Así, se busca detectar todos los casos de niños con hipoacusia bilateral con un umbral igual o superior a 35 dB en el mejor año.

Es en ese momento donde cobra un rol fundamental uno de los estudios que se pueden realizar al momento del nacimiento: el screening auditivo universal. Se trata de un análisis no invasivo de la audición del pequeño, que la ley contempla como obligatorio antes de que el recién nacido se vaya con su familia de alta, tanto en entidades públicas como privadas.

Te puede interesar

¿Cuáles son los beneficios de la natación para los bebés?

Todos aquellos niños que padezcan algún tipo de hipoacusia tienen diversas opciones que le permitirán llevar una vida regular sin que la patología los afecte profundamente. El implante coclear es una de las posibilidades que puede contribuir a este objetivo. Es un dispositivo electrónico que puede restituir la audición en un paciente con pérdida auditiva severa o profunda, es decir, a niños que no pueden escuchar ni la voz conversada ni gritada, y que no se beneficien con el uso de audífonos. Este tipo de implante sustituye la función del oído interno que está afectado.

El implante consta de dos partes: una interna llamada receptor estimulador y una externa llamada procesador de habla. La primera se coloca debajo de la piel mediante un procedimiento quirúrgico y la segunda se conecta a la parte interna a través de un imán.

ImplanteCocleargrafico

Los especialistas señalan que “si un niño es implantado dentro de los primeros tres años de vida, prácticamente puede tener una escolaridad normal en una escuela de normo oyentes”. De acuerdo a los profesionales de la salud que se dedican a este área, “A mayor precocidad en la edad de implantación, menor será la rehabilitación audiológica que tendrá que realizar ese niño y más rápido son los sonidos -desde la voz de sus padres, la lluvia al caer y la música, por ejemplo- estimularán su corteza auditiva”.

COCHLEAR TE INVITA: En el marco de la campaña “Oir ahora y siempre” la empresa Cochlear, de origen australiano y líder en soluciones auditivas, organiza una kermesse con juegos y sorpresas para niños y adultos con diferentes niveles de hipoacusia. El evento tendrá lugar en la ciudad de Tucumán, en la Sociedad Sirio Libanesa, ubicada en Maipú 545, con inscripción previa a través de la web. 

LogoFB-FINAL

Nota relacionada

Screenzumbidos

Comentarios