El Hospital Garrahan ya aplica la impresión 3D para cirugías de corazón

06.04.2018

Se trata de una técnica innovadora que puede ser beneficiosa tanto para el paciente como para el médico tratante

Heart

La impresión 3D es un tipo de tecnología que ha crecido exponencialmente en los últimos años. Desde pequeños objetos cotidianos hasta grandes estructuras, las impresoras que pueden construir objetos en tres dimensiones han impactado en el mundo de tal forma que algunos especialistas las señalan como disparadoras de una nueva revolución industrial.

En el ámbito de la medicina, son una de las herramientas que todavía tiene un largo camino por delante, dado que no está explotado su potencial al 100%.

Te puede interesar

Qué puede causar una muerte súbita

En este sentido, el Hospital Garrahan es uno de los precursores en la utilización de este tipo de tecnología. En lo que va del año, ocho pacientes con cardiopatías congénitas complejas fueron operados en el Hospital Garrahan gracias a la impresión 3D de pequeños corazones. Se trata de una técnica innovadora que promete cambiar las cirugías de alta complejidad en Argentina y el mundo. La impresión 3D del órgano que se necesita reparar permite conocer la anatomía exacta, desarrollar la estrategia quirúrgica y practicarla antes de entrar al quirófano. Así, el especialista podrá estar más seguro al momento de realizar la intervención en el paciente.

De acuerdo al Dr. Pablo García Delucis,  jefe de Cirugía Cardiovascular del Garrahan, la técnica permite “operar muchas veces al paciente antes de operarlo”. El especialista explicó la importancia de la implementación de este tipo de técnica en diálogo con la agencia Télam. “El Hospital está en el comienzo de planeamientos y operaciones estratégicas desde la impresión 3D, que es una tecnología que hoy en día no tiene techo para la medicina”, señaló.

Es importante destacar que cada impresión 3D de un corazón es única y permite conocer aspectos de la patología del paciente antes del momento de la cirugía.

La dinámica de la técnica tiene diversos pasos antes de llegar al momento en que los médicos tienen el corazón artificial en sus manos. En primer lugar, se realizan estudios convencionales -como el eco cardiograma, tomografía computada y resonancia magnética- El siguiente paso es el análisis de los resultados de los estudios realizados, los cuales se cargan en un software especial para poder imprimir el órgano artificial en 3D. Una vez impreso, los médicos tendrán una réplica exacta del corazón del paciente al que deben intervenir.

Te puede interesar

Claves para realizar una correcta reanimación cardiopulmonar

“Esto nos permite tener el corazón del paciente en la mano y planear la cirugía estratégicamente”, explicó García Delucis. Según indica el especialista, “la impresión 3D del corazón disminuye las complicaciones y el riesgo de secuelas en los pacientes pero, además, tiene un segundo beneficio: permitirá al Garrahan formar cirujanos del país y la región en técnicas de cirugía cardiovascular en pediatría sin prácticas en casos reales”.

En el Hospital Garrahan se atienden los casos de cardiopatías congénitas más complejos del país y sólo en 2017 se llevaron a cabo 843 cirugías de este tipo.

“La tecnología de punta, en este caso la impresión 3D aplicada a la salud, permite que nuestros cirujanos se perfeccionen cada vez más y que el Garrahan continúe entre los mejores centros de salud pediátricos del mundo”, afirmó el presidente del Hospital, Carlos Kambourian, y destacó que la impresión 3D por el momento se aplica para cirugías complejas de cardiopatías pero “nuestro objetivo es llevarlo a otras ramas de la cirugía y la medicina de alta complejidad”.

LogoFB-FINAL

Nota relacionada

ScreenSanitaria

Comentarios