¡Atención deportistas!: los errores más comunes antes y después de hacer ejercicio

02.04.2018

Para todas aquellas personas que realizan actividad física es importante conocer cuál es la forma adecuada de hacerlo

Running (2)

Hacer ejercicio forma parte de la rutina diaria o semanal de muchas personas. Si bien varían la intensidad y regularidad con que lo realizan, la realidad es que son diversas las actividades que están incluidas en el día a día de muchas personas.

Se trata de una rutina saludable, que contribuye al bienestar personal y al buen funcionamiento del organismo. El problema es que muchos de los beneficios que el ejercicio brinda al organismo quedan limitados por algunos malos hábitos que los deportistas tienen.

En algunos casos estos beneficios pueden desaparecer del todo y en otros los ejercicios pueden llegar a ser incluso contraproducentes.

Te puede interesar

El juego de las diferencias: el codo de tenista vs el codo de golfista

¿Cuáles son entonces los errores más habituales que las personas cometen a la hora de hacer una actividad física?

Sueño

En general, el problema central en este aspecto es que la sociedad lleva a las personas a tener horarios complicados de coordinar entre sí, lo cual complica muchas veces las horas o tiempos de descanso.

En muchos casos, la actividad se realiza luego de la jornada laboral, es decir, después de haber estado trabajando por siete, ocho o incluso más horas. En ese estado el cuerpo no se encuentra en las condiciones óptimas para aprovechar al máximo el ejercicio ni tampoco para rendir en un 100%.

Alimentación

El error más frecuente es creer que para mejorar físicamente se debe dejar de comer. Error. La recomendación de los especialistas se refiere a la calidad de los alimentos que se consumen y no solamente a las calorías o a las cantidades. Sin embargo, esto no significa que se puede comer alimentos saludables en forma desmedida; la moderación siempre debe estar presente al momento de la ingesta alimenticia.

Es muy importante la comida post y pre entrenamiento. Ambas deben contener nutrientes de buena calidad y ajustadas al tipo de actividad física que la persona desempeña.

Líquidos

Los líquidos son una parte fundamental en la rutina deportiva, o al menos así debiera ser en teoría. Si bien la recomendación no es nueva y los especialistas la reiteran en forma constante, la realidad es que en muchos casos no se cumple. En líneas generales, no se ingiere suficiente líquido -ya sea agua, jugos o bebidas con minerales y vitaminas- antes, durante, ni después de practicar algún deporte.

WaterBottle

Por otro lado, es importante destacar que en relación al ejercicio -aunque también puede aplicar a la vida en general- se recomienda tomar agua en lugar de otras bebidas, como gaseosas.

Por último, es necesario aclarar que constituye un error hidratarse solo cuando se suda en exceso. La deshidratación se produce en todo momento, por lo que es fundamental beber líquido en forma constante y no solo cuando se transpira o se tiene sed.

Te puede interesar

Las 3 apps más populares que pueden medir nuestra actividad física

Falta de constancia

Otros de los errores que se comete es la falta de una rutina a la hora de hacer ejercicio. La interacción entre el cuerpo y la mente es clave para el bienestar y no se puede lograr si no hay una frecuencia en la actividad que se practica. Esto significa que no es lo mismo hacer dos horas de trabajo intenso un día que distribuir las horas de deporte a lo largo de la semana.

La distribución de la actividad es beneficiosa, dado que ayuda al cuerpo a recuperarse y a adaptarse poco a poco a la exigencia que se le pide.

Desconocimiento

Finalmente, se debe mencionar el problema que surge cuando un tipo particular de ejercicio o actividad se pone de moda y se da a conocer como lo mejor que existe hasta el momento, como sucede con el crossfit, por ejemplo.

En muchos casos, las actividades se realizan sin la información y el asesoramiento necesarios para hacerlo. En consecuencia, muchas personas sufren diversas lesiones relacionadas a la práctica incorrecta de ciertos deportes o ejercicios, simplemente por el desconocimiento o desinformación al respecto.

Idealmente, los especialistas recomiendan que cada actividad se lleve adelante en compañía o bajo el control de un preparador físico, que asesore profesionalmente al deportista.

Por otro lado, cada persona puede sufrir diversas patologías de base, que muchas veces no se detectan previamente, y que pueden poner en riesgo su salud. Por eso, los certificados o aptos médicos son de suma importancia al momento de empezar a ir al gimnasio o deporte.

LogoFB-FINAL

Nota relacionada

ScreenBoxFit

Comentarios