Box fit, Cross Fit y Funcional: similitudes y diferencias de tres disciplinas para mejorar tu salud

18.03.2018

Son opciones que se han popularizado en los últimos años y que tienen características propias

Entrenamiento

El ejercicio físico es una de los pilares fundamentales para una vida saludable y son indiscutibles los beneficios que los deportes brindan al organismo. Dado que la oferta de actividades aumenta cada día, actualmente existe una amplia gama de modalidades de entrenamiento que las personas pueden elegir de acuerdo a sus necesidades y a los objetivos que persigan.

Además de los deportes tradicionales, en los últimos años se han popularizado diversas disciplinas para adelgazar y tonificar el cuerpo. El Boxfit, el CrossFit y el entrenamiento funcional se encuentran en este grupo de actividades alternativas a las opciones regulares. Si bien son muy completas y pueden constituir un beneficio para el cuerpo, la realidad es que cada una tiene características particulares que se deben conocer antes de comenzar su práctica.

Te puede interesar

Los suplementos deportivos, ¿son buenos o malos para la salud?

Boxfit

Se trata de un programa de fitness creado a partir del cardio boxing. Tiene como objetivo principal entrenar cada área del cuerpo mediante distintas posiciones de combate. A su vez, se practica con una bolsa pesada, igual que las que se usan para boxear.

Es un ejercicio que tiene una exigencia muy alta, al igual que su intensidad. Una sesión de Boxfit suele durar alrededor de una hora y puede incluir sentadillas, práctica de golpes, patadas y diversos ejercicios aeróbicos. Es por eso que se pueden obtener resultados excelentes para la pérdida de peso y la tonificación muscular. La diferencia entre el fitness en sí mismo y el boxeo como tal es que el Boxfit combina los beneficios de ambas disciplinas. 

Sin embargo, es importante aclarar que practicarlo también puede traer consigo las consecuencias físicas, es decir, lesiones, del boxeo y del fitness. Por eso, la intervención de un profesional es fundamental, dado que puede ayudar a que la práctica del deporte se desarrolle en las condiciones óptimas. Así, se podrán evitar lesiones o molestias que a veces suceden cuando los deportes no se realizan de la manera correcta.

Cross Fit

Nació como un entrenamiento destinado a los marines, bomberos, militares y policías estadounidenses. Es un programa de trabajo físico general y muy amplio, que tiene como objetivo el desarrollo de todas las capacidades físicas, como resistencia cardiovascular y respiratoria, resistencia muscular, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, agilidad, coordinación , equilibrio y precisión. La funcionalidad, la variedad y la intensidad son algunas de las características que la definen como una disciplina en sí misma.

Group having functional fitness training with kettlebell in sport gym

El CrossFit expone a la persona a diversos escenarios y combinaciones de movimientos. Así, logra una adaptación que prepara al deportista en forma integral y completa.

Al igual que sucede en el Boxfit, la intervención y acompañamiento de un profesional son esenciales para prevenir lesiones. El codo, las rodillas y los hombros son algunas de las zonas que más sufren en este tipo de prácticas, de modo tal que es importante realizar los movimientos correctos para reducir a mínimos los riesgos.

Te puede interesar

El juego de las diferencias: el codo de tenista vs el codo de golfista

Entrenamiento funcional

El Entrenamiento Funcional (Functional Training, en inglés) es una rutina de ejercicio muy efectiva, en la que se adaptan las actividades a las necesidades particulares de quien lo practica. Son ejercicios multiarticulares y multimusculares, ya que combinan movimientos de muchas articulaciones y músculos  al mismo tiempo, y así permiten desarrollar y tonificar el cuerpo.

La diferencia fundamental entre un entrenamiento funcional y un entrenamiento convencional es que el primero no está orientado a la competición de ningún tipo sino que está fundamentalmente destinado a mejorar la salud y el bienestar general. Los entrenamientos clásicos suelen centrarse en ejercicios aeróbicos generalizados sin tener en cuenta las necesidades concretas de las personas que los realizan.

Este entrenamiento incorpora lo mejor de cada campo del fitness, teniendo en cuenta la fisiología y la biomecánica funcional del cuerpo humano, la neurociencia y las leyes físicas aplicadas a cada movimiento corporal. De este modo, los ejercicios se realizan a partir del estudio detallado del funcionamiento del cuerpo de la persona y sus condiciones individuales, lo cual permite optimizar los resultados.

Así, además de mejorar capacidades físicas como la fuerza, la velocidad o la resistencia, con el entrenamiento funcional también se trabajan otras capacidades importantes para el día a día como la agilidad, la movilidad, la estabilidad, la coordinación o el equilibrio.

Nota relacionada

ScreenCrossFit

Comentarios