La OMS alerta sobre las enfermedades ponen en peligro las vidas de los menores de cinco años

25.02.2018

Se estima que como consecuencia de ciertas patologías mueren casi siete millones de chicos cada año

CincoAños

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año mueren alrededor de siete millones (6,9, exactamente) de niños menores de cinco años. Sin embargo, señala que la mayoría de ellos podrían sobrevivir y crecer de tener acceso a intervenciones simples que curaran o trataran las enfermedades que los aquejan.

¿Cuáles son las patologías responsables de un número tan elevado de fallecimientos infantiles?

La OMS señala que entre el mes y los cinco años, las principales causas de muerte son la neumonía, la diarrea, el paludismo y la infección por VIH. Por otro lado, se calcula que la malnutrición contribuye a más de un tercio de la mortalidad infantil.

Te puede interesar

Virus de la gripe recargado: llegó el H3N2

En primer lugar, es importante señalar que la neumonía es la principal causa de muerte en menores de cinco años. Para prevenir esta enfermedad resultan imprescindibles la vacunación, la lactancia materna y el combate a los principales factores de riesgo. La malnutrición y la contaminación del aire de interiores son los dos factores de riesgo más grandes que se deben tratar de evitar para la prevención de esta patología.

A su vez, resulta imprescindible facilitar el acceso a antibióticos y oxígeno por parte de los centros de salud de la zona y, por supuesto, de los pacientes. Estos dos elementos son fundamentales en el tratamiento de una enfermedad como la neumonía.

En segundo lugar se ubican las enfermedades diarreicas. En este sentido la lactancia materna ayuda a prevenir la diarrea en los niños pequeños, sobre todo en los países en desarrollo, donde este tipo de patologías se da más regularmente.

El tratamiento ideal suele incluir sales de rehidratación oral y suplementos de zinc. La OMS señala que ambos son seguros, rentables, y pueden ser cruciales para salvar la vida de quien padece una enfermedad diarreica.

El paludismo es otra de las patologías problemáticas para los más pequeños. De acuerdo a la información difundida por la institución, cada minuto muere un niño debido a esta enfermedad. ¿Cuál es la mejor forma de evitar el contagio? Los mosquiteros tratados con insecticidas, ya que evitan la transmisión y aumentan así la supervivencia de los niños.

Te puede interesar

Cuáles son las claves para proteger a los chicos de una conjuntivitis

Por último, se encuentran las infecciones por VIH. Más del 90% de los niños infectados por el VIH han recibido el virus de sus madres, pero es necesario tener en cuenta que esa transmisión se puede prevenir a través de la administración de antirretrovirales y de la aplicación de prácticas más seguras en el parto y la alimentación. De acuerdo a la OMS, seguir las recomendaciones de alimentación podría evitar alrededor del 20% de las muertes de niños menores de cinco años en todo el mundo; asimismo, la lactancia materna es un factor central en la prevención de ciertas patologías. Por eso, se recomienda que sea la única fuente de alimentación hasta los seis meses, que recién en ese momento se introduzcan los alimentos apropiados para la edad y, por último, mantener la lactancia hasta los dos años.

ScreenPrevenibles

En conclusión, los números son preocupantes pero alentadores al mismo tiempo: cerca de dos tercios de las muertes infantiles se pueden prevenir con intervenciones prácticas de bajo costo.

Es por eso que es fundamental conocer este tipo de información para poder contribuir a la prevención de las enfermedades mencionadas. Por su parte, la inversión en los sistemas de salud también es un pilar importante en este proceso.

Nota relacionada

ScreenAdolescentes

Comentarios