Depresión: un fenómeno que crece y preocupa a nivel mundial

09.02.2018

Las cifras difundidas por la OMS señalan que ha habido un incremento considerable de esta patología

Depresión

Los casos de depresión aumentaron casi un 20% en la última década, lo cual convierte a esta patología en la mayor causa de discapacidad en el mundo. La afirmación se desprende de un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 2015, la institución señaló que el número de personas depresivas era de alrededor de 322 millones. ¿Qué significa esto? Que la cantidad aumentó poco más de un 18% desde la última medición, en el año 2005.

Te puede interesar

Enfermedades en adolescentes: cuáles son las principales patologías que los afectan

El estudio no señala las causas ni analiza los motivos por los que la depresión puede haber dado ese salto porcentual en diez años. Sin embargo, se trata de una problemática a la que se debe prestar atención desde el ámbito de la salud.

“Estas nuevas cifras son un llamado de atención para que todos los países se replanteen su visión de la salud mental y la traten con la urgencia que se merece”, explicó, en un comunicado, la directora general de la OMS, Margaret Chan.

Según la definición de la OMS, la depresión es bastante más que un acceso de melancolía. Se trata de un “trastorno mental en el que el afectado muestra una tristeza permanente y una pérdida de interés por las actividades que la gente suele disfrutar, acompañadas por la incapacidad de llevar a cabo tareas diarias durante dos semanas o más”. Asimismo, puede provocar sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Es importante considerar que en los peores casos la depresión puede conducir a la persona a tomar decisiones perjudiciales para sí misma o para su vida, como el suicidio.

SheJar Saxena, director del departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias, señaló que tanto los tratamientos psicosociales como los médicos pueden tener una gran eficacia. Al mismo tiempo, insistió en la importancia de atender a más personas que necesitan ayuda.

Uno de los problemas centrales que se manifiestan en torno a esta patología es que la mayoría de los pacientes con depresión no va a atenderse por un profesional. En los países más desarrollados casi la mitad de los depresivos no fueron diagnosticados ni reciben, por lo tanto, ningún tratamiento. Por otro lado, la cifra en los países menos desarrolladas es más alarmante todavía: entre el 80% y el 90% de los casos, según especificó el organismo de Naciones Unidas dedicado a la salud.

Te puede interesar

Cuáles son las desventajas de una personalidad perfeccionista

El tratamiento puede ser de difícil acceso, lo cual se mezcla como el temor que tienen los pacientes a sufrir un estigma por parte de la sociedad. Ambos factores impiden, en muchos casos, que los afectados busquen ayuda profesional.  

La tasa de suicidios a nivel mundial es de casi 800.000 personas cada año, según señala la OMS. Esta cifra equivale a un episodio cada cuatro segundos. Si bien se producen por motivos de lo más diversos, es cierto que hay una clara relación entre el suicidio y la depresión. Por eso, desde la OMS consideran imprescindible aumentar la cantidad de pacientes diagnosticados y, en consecuencia, en tratamiento. De este modo, la patología estará más monitoreada y se podrá ayudar a los pacientes.

El informe detalla algunos estudios según los cuales entre el 70% y el 80% de las personas que acaban con su vida  en los países ricos y cerca de la mitad de quienes se suicidan en los estados pobres sufren trastornos mentales, principalmente depresión.

Nota relacionada

ScreenPostParto

Comentarios