Impacto de las carnes rojas en el organismo: ¿qué opinan los especialistas?

30.01.2018

Es un alimento sano, aunque su consumo en exceso puede ser perjudicial para la salud

CarneRoja

En Argentina, el consumo de carnes rojas es realmente alto. Según los datos difundidos por la Cámara de Industria y Comercio de Carnes (Ciccra), en 2017 se consumieron alrededor de 58 kilos por persona.

Así como hay personas que no consumen carne u otro tipo de proteínas de origen animal, también existen aquellos que la ingieren en exceso. Si bien es un alimento sano, muchas veces las personas se preguntan si es cierto que consumir carne roja en forma excesiva puede ser perjudicial para la salud.

Según la Lic. en Nutrición Mariela Cardozo, es verdad que su consumo en exceso conlleva riesgos para el organismo. “Aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, infartos y eleva el colesterol, al tiempo que aumenta las probabilidades de sufrir gota -una patología que se caracteriza por la acumulación de ácido úrico en las articulaciones, lo cual provoca dolor y deterioro de las mismas-”.

Te puede interesar

¿Cómo ganar peso de manera saludable sin perjudicar al organismo?

Además del riesgo de sufrir enfermedades, “también puede significar un aumento en el valor calórico total con el consecuente aumento de peso y/u obesidad”. La carne contiene, principalmente, colesterol. “Cuando se consume en exceso se puede acumular en las paredes de las arterias y ser causa de aterosclerosis -lo cual puede provocar que se tapen y causen una falla cardíaca-”, explica la especialista.

Es importante destacar también que algunos estudios que se realizaron respecto del consumo excesivo de carne de vaca arrojaron resultados sorprendentes acerca de su relación con ciertos tipos de cáncer.  En este sentido, un informe acerca del cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que existen evidencias convincentes que fundamentan que el consumo de carnes rojas y procesadas -como tocino o salchichas, por ejemplo- pueden aumentar la probabilidad de sufrir cáncer colo-rectal. Sin embargo, el riesgo es muy bajo para la mayoría de las personas.

¿Cuál es la cantidad ideal de carne que una persona debe consumir?

“Se recomienda un consumo de no más de 2 veces a la semana y los cortes recomendados son siempre los que contienen menor cantidad de grasa como el cuadril, lomo, bola de lomo, nalga, cuadrada”, explica la especialista. A su vez, es importante siempre quitar la grasa visible antes de la cocinar la carne y elegir métodos de cocción más sanos, como el horno o a la plancha, por ejemplo.

CarneRoja2

El consumo de carnes rojas se debe complementar, además, con la ingesta de otras variedades de carne, como la de pollo, cerdo y pescado. “El pollo se debe comer sin piel, ya que esta parte es la que contiene la mayor cantidad de grasa, mientras que los cortes de cerdo más saludables son el carré o las costillas”, señala la Lic. Cardozo.

A modo de ejemplo, una dieta balanceada que incluya la mayoría de los nutrientes necesarios para una persona promedio sería así:

En primer lugar, debería incluir carne magra vacuna en una de las dos comidas diarias más importantes -almuerzo o cena- dos veces por semana. Otras dos veces a la semana debería incluir pollo y, de ser posible, tres veces pescado.

Te puede interesar

Alimentos para celíacos: claves para prepararlos

En la otra comida importante del día, la persona debería consumir algún carbohidrato complejo, como arroz, fideos, quinoa, trigo sarraceno, lentejas, garbanzos o porotos, por ejemplo. “Es importante considerar que tanto los fideos como el arroz aportan más fibra en su versión integral, por ende es la más recomendada para el consumo”, señala la Lic. Cardozo.

Las comidas se deben acompañar, además, con vegetales. Su consumo, al igual que el de las frutas, asegura la ingesta de vitaminas, minerales y fibra que el organismo necesita para su correcto funcionamiento.

“Los frutos secos son saludables, pero no hay que abusar de ellos. Se recomienda comer entre 5 y 7 unidades por día en alguna colación entre comidas, por ejemplo”, destaca la especialista en Nutrición.

Los productos lácteos son otro de los alimentos importantes en una dieta. Lo ideal sería consumir tres porciones por día, que pueden variar entre los diferentes tipos de lácteos -yogurt, leche descremada, quesos preferentemente blandos-. “Son importantes porque son la principal fuente de calcio biodisonible”, explica la Lic. Cardozo.

En conclusión, es importante recordar que los alimentos saludables también aportan calorías, por lo que consumirlos en exceso siempre tendrá consecuencias en el organismo. La especialista señala, entonces, que la clave de cualquier dieta y de la ingesta de cualquier alimento es la moderación.

Nota relacionada

ScreenAlimentosCalor

Comentarios