¿Quiénes fueron los argentinos que ganaron el Nóbel por sus hallazgos en salud?

16.01.2018

Fueron tres renombrados científicos que recibieron el premio gracias a las investigaciones que realizaron

FILE- In this file photo dated Friday, April 17, 2015, a national library employee shows the gold Nobel Prize medal awarded to the late novelist Gabriel Garcia Marquez, in Bogota, Colombia. The Nobel prize has greater personal impact than merely receiving the monetary award, as it marks the recipient in terms of esteem and global recognition. (AP Photo/Fernando Vergara, FILE)

En total, son tres los argentinos que ganaron esta distinción por los hallazgos realizados en el campo de la salud. Dos fueron de Medicina y uno, de Química.  

Argentina tiene, además, representación en otro importante campo de los Premios Nóbel: la Paz. Carlos Saavedra Lamas y Adolfo Pérez Esquivel recibieron este galardón en 1936 y en 1980, respectivamente.

Te puede interesar

Un grupo de científicos podría haber encontrado la causa de la pérdida de memoria

Bernardo Alberto Houssay recibió el Premio Nobel de Medicina en 1947 por sus descubrimientos sobre el papel desempeñado por las hormonas hipofisarias -segregadas por la glándula hipófisis y encargadas de regular la homeostasis, es decir, el estado de equilibrio del organismo- en la regulación de la cantidad de azúcar en sangre. Médico y también farmacéutico, Houssay se transformó, entonces, en el primer argentino y latinoamericano en ser premiado en el área de las ciencias.

En forma privada, Houssay creó el Instituto de Biología y Medicina Experimental, desde donde realizó junto a sus compañeros más de mil trabajos en endocrinología, nutrición, farmacología, patología experimental, glándulas suprarrenales, páncreas, hipertensión, diabetes y otras áreas abarcadas por la fisiología.

A su vez, fue presidente de la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias, de la Academia Nacional de Medicina, de la Sociedad Argentina de Biología y de la Federación Internacional de Diabetes. Promovió activamente la creación del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en 1958, y fue su primer presidente, ocupando ese puesto hasta su muerte.

Luis Federico Leloir, por su parte, fue el primer iberoamericano en recibir el Premio Nobel de Química en 1970. Nacido en Francia y nacionalizado argentino, el galardón se le otorgó por sus investigaciones sobre los nucleótidos de azúcar y el rol que cumplen en la fabricación de los hidratos de carbono. Su hallazgo permitió conocer y entender de forma acabada las características de una patología conocida como galactosemia -un trastorno metabólico genético que afecta la capacidad de metabolizar la galactosa de azúcar de manera adecuada-.

Te puede interesar

El Banco Mundial reconoció como caso de éxito a una planta argentina que produce anticuerpos monoclonales

Más adelante, su equipo se dedicó al estudio de las glicoproteínas -moléculas de reconocimiento en las células- y determinó la causa de la patología mencionada. Las transformaciones bioquímicas de la lactosa en sus propios componentes son conocidas en el mundo científico como el “camino de Leloir”. Donó los ochenta mil dólares del premio al Instituto Campomar, donde había trabajado junto a Bernardo Houssay, entre otros científicos, para continuar su labor de investigación.

César Milstein fue un biólogo argentino nacionalizado británico, que recibió este reconocimiento en 1984, junto a Niels K. Jerne y Georges J.F. Köhler. El galardón en el campo de la medicina fue en reconocimiento a su trabajo “sobre la especificidad en el desarrollo y control del sistema inmune y el descubrimiento del principio para la producción de anticuerpos monoclonales”. La importancia de este descubrimiento radica en su potencial aplicación a múltiples enfermedades, en tratamientos oncológicos, SIDA, algunas vacunas, etc.

La Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca, ciudad natal de Milstein, decidió otorgarle en 1987 el título de Honoris Causa a modo de reconocimiento de sus logros académicos.

ScreenBiotec

Comentarios