Cinco consecuencias del consumo excesivo de azúcar en el organismo

03.12.2017

Si bien es un alimento que consume la mayoría de las personas, puede tener algunos efectos adversos

cucharadeazucar

El azúcar es un ingrediente que está presente en la mayoría de las comidas todos los días. Ya sea dentro de la cocción o agregado como endulzante a una bebida o comida, la realidad es que las personas consumen este alimento muy seguido. Por eso, es importante conocer los efectos adversos que su ingesta excesiva puede tener sobre el organismo, tanto a corto como a largo plazo.

Deterioro de las cavidades dentales

Las bacterias que causan este tipo de daño se alimentan de los azúcares simples, es decir, aquellos conocidos como monosacáridos. Estos microorganismos producen ácido que destruye el esmalte dental. Las caries son de causa multifactorial, es decir, existe más de un solo factor que puede influir en el desarrollo de esta patología. El rol del azúcar en este contexto es el de factor de riesgo de iniciación y progresión de las caries, por lo que es recomendable consumir azúcar en niveles moderados y mantener una buena higiene bucal.

Hipertensión arterial

El consumo diario de una cantidad mayor a 74 gramos de azúcar -fructosa- podría tener como efecto adverso la hipertensión arterial, entre otros. Según un estudio realizado en la Universidad de Colorado, Estados Unidos, las personas pueden desarrollar esta patología si ingieren la mencionada cantidad de azúcar. Incluso, la investigación sugiere que puede suceder también en personas que no tienen predisposición o historia familiar de esta enfermedad.

Esteatosis hepática o hígado graso

El motivo por el cual el hígado se ve sobrecargado es que es el único órgano responsable de metabolizar la fructosa. Por eso, a medida que este tipo de azúcar se acumula le provoca más trabajo al hígado, que debe procesarla. El exceso de fructosa lleva a este órgano a desarrollar una enfermedad que se denomina esteatosis hepática, incluso en personas que nunca han abusado de las bebidas alcohólicas. También conocida como hígado graso, es una patología que causa inflamación en el hígado y que manifiesta sus síntomas en etapas avanzadas.

Gota

Un estudio realizado por el doctor estadounidense Hyon K Choi reveló que el consumo en exceso de refrescos y fructosa pueden causar esta enfermedad. Se trata de una patología producida por la acumulación de ácido úrico en distintas partes del cuerpo, especialmente en las articulaciones, tejidos blandos y riñones. El depósito de ácido úrico puede causar inflamación súbita y frecuentemente intensa -ataques de gota, para los pacientes que la padecen-. Es una enfermedad que requiere control periódico, dado que puede evolucionar y causar consecuencias severas en las articulaciones, tejidos blandos y en los riñones.

Insuficiencia renal crónica

Se trata de una enfermedad que es una pérdida progresiva e irreversible de las funciones de los riñones. Aunque la incidencia del azúcar en el surgimiento de esta enfermedad todavía se encuentre en la instancia de hipótesis, una investigación realizada en la Universidad Loyola Chicago, Estados Unidos, ha revelado que el consumo de refrescos ricos en azúcar podría causar una enfermedad conocida como albuminuria. Es un proceso patológico manifestado por la presencia de albúmina -una proteína- en la orina, lo que evidencia fallos en el funcionamiento de los riñones.

El azúcar, entonces, es un alimento o ingrediente que se recomienda consumir en cantidades moderadas para evitar o disminuir las consecuencias mencionadas que puede tener sobre el organismo.

Comentarios