Un reciente informe sobre obesidad preocupa por sus valores a la Argentina

13.10.2017

Es necesario realizar una serie de acciones para lograr modificar los preocupantes indicadores

Obesidad

Un reciente informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta acerca de la problemática de la obesidad en Latinoamérica. El dato más preocupante que arroja esta investigación es que Argentina se ubica en el primer lugar entre los que tienen la tasa más alta de obesidad. Se trata de una patología que es responsable por casi tres millones de muertes cada año (2,8 millones, según la OMS) y cuya prevalencia se ha duplicado entre 1980 y 2014.

Los expertos citados en el informe explican que hay algunos factores que influyen de forma clara en la prevalencia de la obesidad, tanto en Argentina como en la región. En primer lugar, como uno de los principales causantes de esta epidemia a escala global, la OMS pone a la mala alimentación. En segundo término, la entidad señala que la falta de ejercicio constituye uno de los pilares de esta preocupante enfermedad, tanto en adultos como en niños. Por último, además, la OMS explica que hay dos factores que es necesario tener en cuenta para revertir esta situación: el abuso del consumo de bebidas endulzadas artificialmente y, además, la calidad de los alimentos que se consumen.

¿Qué es la obesidad?

Se trata de una acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo que puede ser perjudicial para la salud. El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla de las personas. Se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula haciendo una división entre el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).

Para los casos de los adultos, la OMS define el sobrepeso y la obesidad como dos enfermedades que se diferencian a partir de la medición del IMC. EN caso de que sea igual o superior a 25, la persona padece sobrepeso, mientras que para tener obesidad la persona debe tener un  IMC igual o superior a 30.

La OMS recomienda, entonces, una serie de acciones para aquellas poblaciones que tienen mayores indicadores de obesidad en nuestro continente. El objetivo es que se actúe en favor de la reducción de la prevalencia de la obesidad, para lo cual se diseñó un protocolo de recomendaciones particular para cada país, teniendo en cuenta la situación y condiciones de cada uno. Para el caso de Argentina la OMS recomienda la reducción del consumo de carne de vaca, que actualmente es de 57 kilos per cápita en lo que va del año 2017. Los expertos señalan que es importante reemplazar los cortes más baratos por otros tipos de carne, que tengan menor contenido de grasa, como puede ser el pollo o el pescado. La recomendación se basa en que Argentina tiene un mar rico en alimentos, al mismo tiempo que existe una extensiva producción de aves de corral. Estas dos características podrían favorecer el reemplazo de carne de res por una opción más saludable y que contribuya a la reducción de la tasa de obesidad en Argentina.

Al mismo tiempo, la OMS publicó una serie de recomendaciones genéricas para reducir la prevalencia de la obesidad en el mundo. Uno de los datos más destacados señala que es importante fomentar el consumo de comida saludable, de mantener una dieta sana y de realizar actividad física desde la infancia para prevenir la obesidad. El informe explica, también, diversas estrategias para tratar la obesidad, pero pone el acento en la prevención con el objetivo de que las generaciones futuras tengan una menor tasa de obesidad. Por eso, la OMS ha creado un Plan de Acción para fortalecer y establecer iniciativas de vigilancia y tratamiento de enfermedades no transmisibles, entre las que se encuentra la obesidad. Allí, destaca la importancia de que se lleven adelante estrategias poblacionales, multisectoriales, multidisciplinarias y adaptadas al entorno cultural.

Comentarios