Claves para realizar una correcta reanimación cardiopulmonar

12.09.2017

Es un procedimiento sencillo, que es fácil de aprender y consta de pocos pasos a seguir para poder ponerlo en práctica ante una situación de emergencia

RCP

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es un conjunto de técnicas de salvamento que se aplican ante un paro cardíaco o muerte súbita, es decir, ante la detención de la respiración y los latidos del corazón de una persona. El objetivo principal es mantener el flujo de sangre oxigenada de la persona que está en paro, mediante la realización de maniobras combinadas de compresiones torácicas y respiración.

El Dr. Alfredo Pacheco, Coordinador del Taller de RCP de Medicus, quién realiza instrucciones en forma periódica, comenta queel protocolo que se recomienda seguir ante un caso de estas características es sencillo, y se constituye como una cadena de superviviencia. Una de las claves consiste en reconocer de inmediato el paro cardíaco y activar el sistema de respuesta de emergencias  sin perder tiempo (llamar a la ambulancia o al sistema de emergencias del lugar donde sucedió el evento)”. Según refiere, posteriormente se debe realizar RCP lo más rápido posible, con énfasis en las compresiones torácicas -100 y 120 por minuto-. Es necesario desfibrilar a la persona en paro a la brevedad, siempre teniendo en cuenta que esta acción debe realizarla una persona que sepa utilizar un DEA (desfibrilador externo automático). 

Debe destacarse que, actualmente, se recomienda que este tipo de aparatos estén presentes en todos los lugares con gran afluencia de público -shoppings, escuelas, estadios, aeropuertos-, donde se realizan actividades comunitarias y se resalta la importancia de tener personal entrenado.

Según refiere el especialista, “la razón por la que desde Medicus apuestan a estos talleres, es porque este tipo de capacitación no debe solo estar orientado al personal de salud; sino a cualquier persona que muestre interés. Este conocimiento puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte”.

Una vez recuperado el paciente, es importante que reciba soporte vital avanzado efectivo. Por último, luego del paro cardíaco, la persona debe someterse a cuidados post-paro cardíaco, para poder continuar con su ritmo de vida regular y poder prevenir otros eventos de similares características.

Uno de los órdenes de acción que se proponen seguir para realizar RCP se conoce como CAB, por sus sigla en inglés (Compresions-Airways-Breathing). La Asociación Americana de Cardiología recomienda que primero se realicen las compresiones en el pecho de la persona que sufrió el paro cardíaco.

Cuando se trata de niños, la causa de paro cardíaco es casi siempre de origen respiratorio. En los bebés, la compresión se hace con 2 dedos de una mano y la insuflación se realiza cubriendo nariz-boca con la boca del adulto. En el rango etario de 5 a 10 años, la compresiones se realizan con el talón de una sola mano.

En todos los casos es necesario realizar 5 ciclos de 30 compresiones y 2 ventilaciones en 2 minutos.

MEDICUS TE INVITA: Taller de Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Auditorio del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT). Comienza el miércoles 13 de septiembre. 18 hs. Dirección: Larrea 955. Coordinador: Dr. Alfredo Pacheco.

Comentarios