Test Stroop: el resultado define qué actividad es más beneficiosa

07.09.2017

Un estudio realizado en España compara la música con otras actividades

music-2113875_960_720

La música en sí tiene un conocido impacto en el estado emocional de las personas, ya que puede ser una actividad motivadora. Por estos motivos, el entrenamiento musical se ha convertido en un útil marco de estudio para analizar la plasticidad del cerebro. Leer partituras y tocar un instrumento musical son actividades complejas que comprenden el uso integrado de las capacidades motora y multisensorial -audición, visión y somatosensorial-.

Un grupo de científicos de diversas instituciones de Barcelona, España, realizó un estudio enfocado en el análisis de los efectos específicos del entrenamiento musical, en contraste con los efectos que producen otras actividades ociosas en personas mayores. Con ese objetivo, se evaluó el impacto de tocar el piano en sus funciones cognitivas, en el humor y en la calidad de vida.

El estudio, publicado en la revista científica Frontiers in Psychology, se realizó en base a dos grupos de adultos mayores. Uno de ellos tomó lecciones de piano y practicó esta actividad diariamente durante cuatro meses. El otro estaba compuesto por personas de la misma edad que practicaban otro tipo de actividades de ocio, tales como clases de computación, de pintura o incluso ejercicio físico. Además, se evaluaron en profundidad las condiciones neuropsicológicas de los participantes, así como también de su calidad de vida y humor, a través de tests que se realizaron antes de comenzar las actividades de ocio e inmediatamente después de haber terminado el período de cuatro meses.  

Los resultados revelaron que el grupo que tomó lecciones de piano durante cuatro meses mostró una mejora significativa en el test de Stroop – una prueba específica que mide las funciones ejecutivas, el control inhibitorio y la atención dividida-. A su vez, una tendencia en los resultados indica que existe una mejora en el escaneo visual y en las habilidades motoras de las personas mayores.

Además, los científicos hallaron que las lecciones de piano producen una disminución en la depresión, al tiempo que ayudan a mejorar el humor y la calidad de vida de las personas mayores. Los hallazgos sugieren que tocar el piano y aprender a leer música pueden ser actividades útiles para que los adultos mayores mejoren sus capacidades cognitivas y su bienestar general.

Comentarios