¿Qué es el sindrome de Asperger y cómo identificarla?

07.09.2017

La enfermedad se ha hecho conocida en los últimos días por un polémico caso en un jardín de infantes

9a67ca6da6191da4a56eff04f678b1b4_1

El síndrome de Asperger (AS) es un trastorno que se caracteriza porque el paciente manifiesta intereses limitados o una preocupación inusual y obsesiva con un objeto o tema en particular. Constantemente repiten rutinas o rituales cuando realizan algunas actividades. Su forma de hablar es extremadamente formal o monótona e incluso tienen dificultades para interpretar ironías o bromas, ya que lo hacen de manera literal.

Las personas que padecen Asperger suelen mostrar un comportamiento social y emocionalmente inadecuado, por eso son casi incapaces de interactuar con otras personas de manera exitosa. A su vez, tienen otros rasgos característicos, como torpeza física y una total ausencia de empatía hacia el resto de las personas.

Recientemente, la enfermedad se ha hecho conocida por un hecho que sucedió en un jardín de infantes en San Antonio de Padua. Un niño que padece Síndrome de Asperger fue apartado del grado al que asistía, lo cual motivó el festejo de un grupo de madres de compañeros del colegio. A pesar de esto, las autoridades de la institución expresaron su repudio a la actitud de las madres.

Se desconocen sus causas, aunque existe un consenso en la comunidad científica que señala que es un trastorno de orden neurobiológico. Esto quiere decir que factores como la educación o ciertos problemas afectivos no inciden en el origen de esta enfermedad. De hecho, más del 20% de los niños con Síndrome de Asperger muestran macrocefalia, es decir, que su cerebro es más grande que el tamaño regular.

Las personas que sufren este Sindrome tienen algunas características más desarrolladas que el resto de las personas. Por ejemplo, la memoria, lo detallistas que son los pacientes, las facilidades para ciertas actividades -como el pensamiento lógico, la matemática, la tecnología-. A su vez, poseen una gran capacidad de concentración, lo cual los ayuda a perseguir el objetivo que se proponen y perseverar hasta alcanzarlo.

Esta patología se ubica dentro de un grupo que se conoce como Trastornos de Espectro Autista (TEA). Son un grupo de afecciones que se caracterizan por cierto grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje. Aparecen en la infancia y tienden a persistir hasta la adolescencia e incluso la adultez. El nivel intelectual de las personas que padecen este tipo de trastornos varía mucho de un caso a otro. Algunos de ellos pueden mostrar un deterioro profundo, mientras que otros tienen aptitudes cognitivas altas.

Comentarios