Día Nacional de la Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico: qué causa esta enfermedad y cómo se puede prevenir

18.08.2017

Un grupo de científicos de la empresa Inmunova están desarrollando un tratamiento innovador para esta patología

Organic Raw Grass Fed Ground Beef

Con el objetivo de generar conciencia sobre el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) y la forma de prevenirlo se estableció por ley el 19 de agosto como Día Nacional de la Lucha contra esa enfermedad. En homenaje al Dr. Carlos Arturo Gianantonio -reconocido mundialmente por su aporte a la investigación de esta enfermedad-  la Ley 26926 determina que el gobierno nacional debe realizar cada año una campaña intensiva de concientización, con el fin de informar a la sociedad los métodos de prevención.

El SUH constituye la principal causa pediátrica de insuficiencia renal aguda. Además, es la segunda causa de insuficiencia renal crónica. De acuerdo a los datos del Ministerio de Salud de la Nación, esta enfermedad es causante del 20% de los transplantes de riñón en niños y adolescentes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Argentina presenta la tasa más alta de incidencia mundial de esta enfermedad en niños menores de 5 años. Hay aproximadamente 5.000 infecciones por año por E. Coli, de las cuales alrededor de 500 niños desarrollan la enfermedad cada año.

Es una enfermedad causada por uno de los grupos de la bacteria Escherichia coli, que produce la toxina Shiga (STEC). El bacilo suele estar presente en los alimentos y en el agua. Es una patología grave y puede traer muchas complicaciones tanto en niños como en adultos, e inclusive producir la muerte.

La transmisión se produce por el consumo de alimentos contaminados, entre los que pueden estar la carne de ave o vaca picada sin cocción completa, leche sin pasteurizar y/o productos lácteos elaborados a partir de leche sin pasteurizar, aguas contaminadas, o vegetales que se consumen crudos -como lechuga, repollo, etc-. Puede contagiarse, también, de persona a persona en caso de no haberse lavado las manos después de ir al baño o haber cambiado pañales.  

Los síntomas que puede padecer una persona que tiene la enfermedad son diarrea con sangre, palidez, vómitos, dolores abdominales, cambio de carácter y disminución de la orina. En los casos más graves, el paciente puede sufrir severas consecuencias en el funcionamiento del sistema renal.

Las complicaciones producidas por la enfermedad afectan particularmente a los niños y ancianos. Por otro lado, las personas cuyo sistema inmunológico está deprimido debido a otras patologías también pueden sufrir las complicaciones de la enfermedad, llegando incluso a provocar la muerte.

Con respecto a la prevención, las principales medidas para evitar el SUH son buenos hábitos higiénicos a diario. Lavarse las manos siempre con agua y jabón cada vez que sea necesario es uno de los hábitos más importantes para evitar el contagio de esta enfermedad. Después de ir al baño, de cambiar pañales, de manipular alimentos crudos y de volver de la calle, es fundamental que las personas se laven las manos para quitar las bacterias que pueda haber en ellas.

Además, es importante lavar cuidadosamente las frutas y verduras antes de consumirlas, sobre todo si se van a consumir crudas. Por eso, también es necesario higienizar correctamente la mesada y las tablas que fueron utilizadas para apoyar alimento crudos y evitar el contacto entre carnes crudas y el resto de los alimentos. Así, se evita un fenómeno que se conoce como “contaminación cruzada”.

Con el objetivo de buscar una forma de tratar esta enfermedad, la empresa Inmunova ha comenzado a desarrollar un medicamento biológico que podría convertirse en el primer tratamiento para evitar la progresión del Síndrome Urémico Hemolítico en la Argentina y también a nivel mundial.

Este año comenzará la primera fase de ensayos clínicos, que se realizarán en voluntarios adultos en el Hospital Italiano en la ciudad de Buenos Aires. El medicamento está dentro del Programa “Apoyo a la innovación” de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), ya que se trata de una enfermedad que actualmente carece de tratamiento. Si los ensayos en marcha resultaran positivos, se prevé su aprobación en el país para el año 2020.

Comentarios