La relación entre el cambio climático en el mundo y la proliferación de enfermedades

09.08.2017

Según una investigación reciente, las dos variables podrían estar más conectadas de lo que la mayoría de las personas piensa

cambioclimatico

El calentamiento global está favoreciendo, en algunas regiones, los patrones de distribución, comportamiento y desarrollo de algunas especies. Un grupo de investigadores de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido, realizó un estudio acerca de esta problemática. Hasta el momento se conocen 3628 patógenos diferentes, de los cuales 200 tienen un impacto más fuerte en Europa. Los científicos se focalizaron en ellos y seleccionaron 100 que afectan a personas y 100 que afectan a animales, entre los que se encuentran, por ejemplo, la Escherichia coli -bacteria responsable del Síndrome Urémico Hemolítico-.

Habiendo revisado estudios anteriores acerca de los patógenos que se encontraban dentro de esos 200 seleccionados, los investigadores encontraron que 99 de ellos son sensibles, al menos, a un factor climático. Entre los factores climáticos tuvieron en cuenta la altitud, la vegetación, la temperatura, la humedad o las lluvias. El 90% de los agentes patógenos estudiados mostró sensibilidad a más de uno de los factores mencionados, sobre todo a los cambios en la temperatura, la humedad y los patrones de lluvia. Esas tres variables se ubican entre las más afectadas por los cambios de clima y, además, por el calentamiento global.

A través del estudio, los científicos concluyeron que los patógenos más dependientes de factores climáticos son los virus, las bacterias y los hongos, mientras que los que menos dependen del clima son los protozoos y los helmintos -gusanos parasitarios-. El grupo de investigadores estudió, también, qué patógenos son más sensibles al clima según la vía o vector de transmisión. En este aspecto, descubrieron que aquellos presentes en el suelo, la comida y el agua parecen ser los más sensibles al clima, particularmente a la humedad y a la temperatura.

Sin embargo, existe un grupo de patógenos que muestra mayor sensibilidad al factor clima que el resto de los estudiados. Son aquellos cuyo canal de trasmisión son artrópodos, en particular insectos chupadores como las garrapatas o los mosquitos. Con respecto a los mosquitos, uno de los que más enfermedades transmite es el Aedes albopictus, que puede transmitir el virus del dengue o el de la fiebre amarilla, así como también fue el vector clave en la última epidemia de Zika. Este mosquito, al igual que otros de la familia Aedes, se está expandiendo fuera de sus zonas de origen hacia otras regiones, como Europa o América.

El cambio climático ha alterado -y continúa haciéndolo- las condiciones climáticas en Europa, al igual que en otras partes del mundo. Los cambios producidos por el calentamiento global han llegado hasta el punto de que favorecer la expansión de patógenos ya presentes cada vez más al norte, en lugares donde antes no les era posible asentarse por las bajas temperaturas.

Comentarios