Diabetes: jóvenes, adultos y embarazadas afectados por una misma enfermedad

27.07.2017

Según cifras de la OMS, causa alrededor de dos millones de muertes anualmente

Diabetes

La diabetes es una enfermedad que causa alrededor de dos millones de muertes anuales, de acuerdo a las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizar con eficacia la cantidad que produce. La insulina es una hormona fabricada por el páncreas –órgano glandular situado en el abdomen- que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, donde se convierte en energía para que los músculos y tejidos se mantengan en funcionamiento. La consecuencia de que el organismo no produzca suficiente insulina -o de que no la utilice eficientemente- es que la glucosa queda circulando en la sangre. Este efecto se denomina hiperglucemia y, con el paso del tiempo, puede dañar los tejidos del cuerpo e incluso causar la muerte del paciente.

La enfermedad puede presentarse en tres tipos diferentes. La diabetes tipo 1 tiene su causa en una reacción autoinmune, en la que las defensas del organismo atacan las células productoras de insulina del páncreas. Consecuentemente, el organismo deja de producir insulina. Las causas del comienzo de la reacción se desconocen.

Este tipo de diabetes suele presentarse repentinamente y puede afectar a personas de cualquier edad, aunque es más frecuente en niños o jóvenes adultos. Quienes la padecen requieren inyecciones diarias de insulina, con el objeto de controlar los niveles de glucosa en sangre.

Los síntomas de este tipo de diabetes son cansancio extremo o falta de energía, pérdida de peso repentina, lentitud en la curación de las heridas, visión borrosa, infecciones recurrentes, sed anormal y sequedad en la boca, y apetito constante.

El tratamiento con inyecciones de insulina permite que los pacientes lleven una vida regular. De acuerdo con la Dra. Silvia Gramuglia, coordinadora del área de diabetes de Medicus, sugiere que el tratamiento debe combinarse con una dieta sana y ejercicio físico habitual.

En segundo lugar, existe la diabetes tipo 2, que es el tipo más común y suele aparecer en adultos. En este caso, el organismo tiene la capacidad de producir insulina, aunque no es suficiente o no responde a sus efectos. En consecuencia, también se produce una acumulación de glucosa en sangre.

Los síntomas de este tipo de diabetes suelen tardar mucho tiempo en aparecer o en reconocerse como tales. Por eso, las personas que la padecen pueden pasar años sin saber que sufren de este tipo de diabetes, lo que contribuye a un deterioro del organismo causado por el exceso de glucosa en sangre.

A diferencia de la diabetes tipo 1, generalmente las personas que la padecen no requieren en un principio una aplicación diaria de insulina para sobrevivir. El aumento de la actividad física y una dieta sana son factores de principal importancia en el tratamiento de este tipo de diabetes. De todos modos, el paciente podría requerir dosis de insulina, algo que el médico debe evaluar e indicar en cada caso particular.

Por último, existe la diabetes conocida como Mellitus gestacional, que es aquella que aparece por primera vez durante el embarazo. Suele manifestarse durante la etapa más avanzada del embarazo y la causa es que el organismo no puede producir o utilizar la insulina necesaria para la gestación. A pesar de que se manifiesta mientras la mujer está embarazada, el bebé suele estar ya formado, por lo que el riesgo para él es menor que si la madre tuviese previamente diabetes tipo 1 o 2. Este subtipo de la enfermedad suele desaparecer luego de finalizado el embarazo, pero es importante que la mujer se controle porque existen posibilidades de que desarrolle diabetes tipo 2. Asimismo, los bebés nacidos bajo estas condiciones corren mayores riesgos de desarrollar la enfermedad o de sufrir obesidad.

Las personas que padecen diabetes tienen mayores riesgos de desarrollar enfermedades de diversos tipos relacionadas a ellas. La nefropatía es mucho más frecuente en personas con diabetes. Del mismo modo, la diabetes es una de las principales causas de la enfermedad renal crónica.

MEDICUS TE INVITA: Programa de educación en diabetes. Centro Pronadia –  Coordinadora Dra. Silvia Gramuglia. Comienza Martes 1° de agosto. Datos de contacto de Pronadia- Tel: (011)4963-7752 Mail: callcenter@pronadia.com.ar Dirección: Paraguay 2454

Comentarios