Argentina encabeza una lista de los países con mayor consumo de antibióticos de la región

19.07.2017

Más del 45% de las personas admite haber comprado alguna vez este tipo de medicamentos sin la receta correspondiente

antibioticos

Argentina es el país con mayor consumo de medicamentos per cápita de la región, según un estudio realizado por la consultora Quintiles IMS. Se ubica detrás de dos países limítrofes, Brasil y Uruguay.

Sin embargo, Argentina está primero en el consumo de antibióticos, seguido por Uruguay, Brasil y Chile. A su vez, la consultora D’alessio Irol llevó adelante una encuesta que reveló otro dato importante: los antibióticos encabezan la lista de los medicamentos que se venden sin receta en el país.

El 99% de los argentinos se automedica, pero no lo hacen solamente con medicamentos que adquieren por venta libre. Muchos toman medicamentos de venta bajo receta, pero desconocen que esto no debería ser así. Más del 45% de los argentinos admite comprar o haber comprado medicamentos sin receta. Los antibióticos y los antigripales se ubican en los primeros lugares de esta lista, según datos de la consultora D’alessio Irol.

Desde la Sociedad Argentina de Infectología advierten que uno de los factores que contribuye a este problema es que la legislación vigente no se cumple. Existe una ley del año 2009 que especifica que algunos medicamentos, entre ellos los antibióticos, deben venderse únicamente bajo receta. La mayoría de las veces que se respeta esta norma el motivo es el descuento de la obra social o prepaga del paciente, pero en muchas farmacias los medicamentos se venden sin la receta.

Existe una tendencia a creer que los antibióticos son inocuos, es decir, que no producen ningún efecto en el organismo. Sin embargo, su uso sin control favorece la aparición y propagación de la farmacorresistencia. De este modo, algunas infecciones o enfermedades podrían transformarse en potencialmente mortales, ya que sin antibióticos que puedan atacarlas no se podría combatir las bacterias que las producen.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el problema es una de las potenciales debilidades de la salud pública. La entidad ha comenzado a alertar desde hace tiempo por la resistencia de algunas bacterias a los antibióticos y establece ciertos protocolos de uso de algunos grupos de medicamentos.

La Dra. Marie-Paule Kieny, subdirectora general de la OMS para Sistemas de Salud e Innovación, explicó que “la resistencia a los antibióticos va en aumento y estamos agotando muy deprisa las opciones terapéuticas. Si dejamos el problema a merced de las fuerzas de mercado exclusivamente, los nuevos antibióticos que necesitamos con mayor urgencia no estarán listos a tiempo”. Precisamente por este motivo, el organismo internacional se ha focalizado en generar conciencia sobre el buen uso de algunos antibióticos para evitar generar resistencia a ellos. De acuerdo con la OMS, la resistencia a este tipo de medicamentos constituye una de las principales amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo. Es por eso que advierte acerca de su importancia y de la necesidad de hacer del control del consumo de antibióticos una política de Estado.

 

Comentarios