En qué situaciones se podrá abortar según la aprobación del Senado Chileno

19.07.2017

El proyecto, que fue presentado por el gobierno de Michelle Bachelet a principios de su gobierno, pasó a la Cámara de Diputados

bachelet1

El senado chileno aprobó uno de los proyectos de ley presentados por el segundo gobierno de Michelle Bachelet. Se trata de la despenalización del aborto en tres situaciones particulares: riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación. La iniciativa surgió de la campaña de la actual presidente -en 2014- y fue presentada ante el Parlamento apenas asumió su gobierno. Desde entonces, ha pasado por diferentes comisiones hasta llegar al Senado.

Las circunstancias en las se podrá interrumpir el embarazo se trataron por separado, en una sesión que se extendió por más de quince horas. Si el embarazo fue concebido por una violación, el proyecto especifica que se autorizará el aborto solo en los casos en que no hayan pasado más de doce semanas de gestación. Este plazo podría extenderse hasta catorce semanas si la mujer embarazada tiene menos de 14 años.

El proyecto pasó a la cámara de Diputados, que debe ratificarlo para que Chile deje de pertenecer al grupo de países que penaliza las interrupciones del embarazo en todas las circunstancias. Los otros seis países en los que el aborto es totalmente ilegal son Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Malta, Haití y Honduras.

Desde 1989 a la fecha en Chile la legislación vigente señalaba que “no podrá ejecutarse ninguna acción cuyo fin sea provocar un aborto”. El gobierno de Pinochet, a pocos meses de finalizar, estableció que el aborto debía estar prohibido y penalizado en todos los casos, a pesar de que en Chile estaba aprobado el aborto terapéutico desde 1931.

El objetivo central de la ley recientemente aprobada en el Senado chileno es despenalizar una pequeña parte del porcentaje total de abortos que se realizan anualmente en Chile. Se estima que el procedimiento, que hasta ahora es ilegal y se realiza en forma clandestina, llega a costar hasta 7.000 dólares.

El gobierno chileno espera que la tramitación del proyecto en la Cámara de Diputados sea más expedito que en Senadores, donde estaban las principales dificultades para que la iniciativa se aprobara. Bachelet se refirió al tema, y desde la cuenta de Twitter de presidencia aseguró que “las mujeres de Chile merece este mínimo reconocimiento a su capacidad de decidir”.

En esta red social se inició una campaña identificada con la iniciativa. #YoApoyo3Causales es el hashtag con el que muchos chilenos, tanto políticos como ciudadanos comunes, han expresado sus opiniones y posturas acerca del tema. Asimismo, el gobierno ha utilizado el hashtag para difundir su campaña en favor del proyecto de despenalizar el aborto en las tres situaciones mencionadas.

Comentarios