¿Qué es la ortorexia? Secretos de una patología relacionada con la alimentación saludable

16.07.2017

Un trastorno que puede afectar la vida cotidiana y el entorno social de las personas que lo padecen

Ortorexia 2017-07-16 a las 18.30.49

La ortorexia, también llamada ortorexia nerviosa, es un trastorno de la alimentación que se caracteriza por la obsesión de una persona por consumir alimentos que considera saludables.

Steve Branan, un médico estadounidense, la describió por primera vez en el año 2000 en un libro titulado Health Food Junkies, aunque ya había acuñado el término en 1996.

La preocupación patológica por consumir comida sana lleva a seleccionar, comprar y consumir exclusivamente productos procedentes de la agricultura ecológica. Esto significa que los productos deben estar libres de componentes transgénicos, de sustancias artificiales y de pesticidas o herbicidas. Asimismo, las personas que padecen ortorexia tampoco consumen productos que contengan grasas o azúcares.

Según la Lic. en Nutrición, Mariela Cardozo, esta tendencia “aumenta año tras año, ya que ha habido un auge de la ‘comida sana’ y la obsesión por mantener un cuerpo perfecto y ‘puro’”. De acuerdo a la especialista, las redes sociales contribuyen al crecimiento de esta tendencia. “La información sobre los alimentos, en  redes sociales y en medios de comunicación muchas veces se transforma en desinformación, ya que muchos artículos publicados carecen del sustento científico que deben”, explica Cardozo.

Esta patología puede traer consecuencias en la vida y el entorno social de las personas que la sufren. En primer lugar aparece el rechazo a comer fuera de su casa, tanto en restaurantes como en casa de otras personas, por miedo a que los alimentos que consuman no cumplan las condiciones que ellos pretenden. Es por eso que se da un distanciamiento de sus amigos y familiares, ya que para las personas con ortorexia todo gira en torno a sus creencias acerca de la comida, que llevan a que se consideren superiores al resto y que vean sus costumbres como la única verdad acerca del tema.

Por lo general, la ortorexia está asociada personas conocidas como prosumidores. Son aquellos que actúan como productores y consumidores de los alimentos, es decir que se involucran en todo el proceso de elaboración de lo que luego van a consumir. Buscan conocer las características específicas de los alimentos, los valores y cualidades nutricionales, e intentan comunicar a las empresas que fabrican los productos cuáles son sus preferencias para que las tengan en cuenta.

Muchos de ellos elaboran sus alimentos o, en todo caso, los compran en ferias o mercados “artesanales” con el objeto de adquirir productos más sanos, naturales y sin conservantes. El inconveniente, según comenta la especialista, “es que estos alimentos no han pasado las vías formales de aprobación que regularmente deben atravesar los productos alimenticios para salir al mercado”.

De acuerdo con el Código Alimenticio Argentino (CAA), uno de los organismos que se encarga de fijar valores que determinan cómo puede y debe estar compuesto cada alimento para que se habilite su comercialización, en la mayoría de estos lugares no se realizan los controles bromatológicos pertinentes. Esto quiere decir que no está asegurado que eso productos sean “saludables” o inocuos.

Para llevar una alimentación sana, es importante incluir todos los grupos de alimentos, tanto frutas y verduras frescas como carnes magras, pescados, lácteos y huevo. A su vez, es recomendable consumir granos, semillas y aceites vegetales.

Para evitar los riesgos de las enfermedades transmitidas por alimentos, se aconseja comprar los productos alimenticios en supermercados, almacenes, verdulerías, es decir, en lugares seguros con respecto a las normas. Del mismo modo, es fundamental lavar bien las frutas y verduras antes de guardarlas en la heladera.

Comentarios