Diez mil casos nuevos por año de Tuberculosis en Argentina

18.06.2017

La enfermedad muestra distintas tasas de infecciones según las provincias

radiografia

La tuberculosis es una enfermedad de todavía gran incidencia y que afecta a las personas de todo el país. Si bien esta es una enfermedad que ha logrado controlarse gracias a la vacuna BCG aplicada a los niños y a los tratamientos antibióticos, todavía constituye un problema para la salud pública.

Esta enfermedad que si bien se la conoce como una patología que afecta a los pulmones, puede generar alteraciones en todo el cuerpo incluido el Sistema Nervioso Central. La tuberculosis se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa los bacilos causantes de la enfermedad al aire transmitiendo la enfermedad. Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, esas personas están infectadas por el bacilo, pero aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

Desde el año 2000, se han salvado más de 49 millones de vidas gracias al diagnóstico y el tratamiento efectivos en el mundo. En Argentina se reportan aproximadamente diez mil caso nuevos cada año. Si bien la tasa de notificación ha registrado un leve descenso en los últimos años, continúa existiendo una considerable brecha entre las diferentes jurisdicciones del país, con elevada concentración de casos en determinadas provincias como Salta, Jujuy y Formosa cuyas tasas (47.8, 47 y 39.2 cada 100 mil habitantes, respectivamente) duplican prácticamente la media nacional; a su vez, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires notifica la mitad de los casos de todo el país. Este panorama de desigual distribución de la enfermedad en nuestro país dibuja por lo tanto un escenario epidemiológico preocupante, que requiere especial atención

Es muy importante tener en cuenta que:

1- La TBC tiene cura, sobre todo si su detección es temprana y el tratamiento es adecuado

2- Es fundamental la aplicación de la vacuna BCG al nacer, como única dosis en la vida, para evitar la aparición de formas graves como meningitis por TBC. No previene la enfermedad solo las formas graves en los pacientes más vulnerables como son los niños y recién nacidos.

3- Todo paciente tratado correctamente no contagia. Por ello es muy importante la consulta temprana y el diagnóstico precoz por el servicio de salud, así como el cumplimiento total del tratamiento, que dura como mínimo 6 meses (según cada caso).

4- Contrariamente a lo que se piensa, la tuberculosis no está erradicada: continúa siendo un problema de Salud Pública para la Argentina, con una notificación anual que supera los 10.000 casos y cerca de 700 muertes por esta enfermedad

Comentarios