Blackout: lo que no recordamos al momento de beber

05.02.2017

Las consecuencias de una alteración que aparece en jóvenes y adultos

Alcoholismo

Investigaciones en seres humanos demostraron que el alcohol produce alteraciones en la memoria después de haber ingerido tan sólo uno o dos tragos. Este deterioro mnésico sería dosis-dependiente: a mayor cantidad de alcohol, mayor alteración en la memoria. Incluso, bajo ciertas circunstancias, el alcohol puede bloquear completamente la capacidad para formar memorias de eventos que transcurren mientras una persona está intoxicada. Este tipo de daño es conocido como Blackout.

El alcohol es una amenaza para la salud mundial, que representa el 4% de la carga sanitaria total, proporción que es comparable al tabaco y la hipertensión, e implica daño progresivo que a veces se manifiesta a largo plazo y daño que puede aparecer en una primera ingesta.

Las investigaciones iniciales en los años cincuenta sobre Blackout interpretaban a este fenómeno como una expresión del alcoholismo progresivo. Sin embargo, los Blackout actualmente se interpretan como una señal de daño agudo y en algunos casos irreversibles.

Durante mucho tiempo se pensó que el mecanismo por el cual el alcohol producía su efecto era generando una depresión a nivel neuronal de los dominios cognitivo, psicológico y de comportamiento. En este contexto, el Blackout, era entendido como la manifestación extrema de este efecto generalizado. Sin embargo, hoy se entiende que la amnesia durante episodios de intoxicación es una manifestación de los efectos selectivos del alcohol, donde el sujeto es consciente y capaz de llevar a cabo conversaciones o incluso conducir un vehículo sin generar memoria de estos actos.

Esta primer teoría consideraba que el etanol alteraba a a las células por un efecto inespecífico sobre la membrana lipídica (membrana celular). Sin embargo, cada vez hay más evidencia de que el alcohol interactúa con receptores y el consenso actual es que afecta regiones específicas del cerebro vulnerables a los efectos agudos de alcohol. En este contexto, una de las regiones más afectadas sería el hipocampo. Este resulta un sitio clave para la  generación de memoria.

¿Qué factores pueden predisponer la aparición del Blackout?

Aunque, en general, se requiere una alta concentración de alcohol en la sangre para inducir este bloqueo, muchos bebedores recuerdan haber bebido más en otras ocasiones, sin haber sufrido este fenómeno. La ingesta de menor cantidad en forma abrupta puede predisponer su aparición. Por lo tanto, beber en forma rápida o con el estómago vacío puede ser un factor de riesgo.

A la vez, no todos los sujetos que beben rápidamente presentan esta experiencia, lo que sugiere que hay individuos que son genéticamente más vulnerables a sufrir deterioros mnésicos por alcohol. Los Blackout no necesariamente generan una disfunción cognitiva subyacente. Algunos estudios publicados no encontraron diferencias significativas al realizar test de memoria entre pacientes que habían padecido estos episodios al compararlos con grupos controles.

Comentarios