Cómo lograr una buena alimentación, aun con calor

19.01.2017

Una dieta integral requiere de los siguientes consejos

nutricion

Cada día nos hacemos una y otra vez la misma pregunta: ¿y hoy qué comemos? Queremos que sea algo rico, fácil, rápido y en lo posible sano.  El calor no ayuda, no queremos pasar horas en la cocina y así terminamos comprando algo hecho o preparamos una comida simple.

Esto implica dos consecuencias que es mejor evitar: alimentos hipercalóricos que abundan en grasas “malas” o comidas livianas incompletas. Es por eso que se propone seguir los siguientes consejos nutricionales para saber cómo preparar tus comidas y las de tu familia, cuidando la salud y comiendo muy rico. Hay que tener en cuenta incluir siempre los siguientes nutrientes:

-Hidratos de Carbono: Nos aportan energía, fibra, generan saciedad prolongada en el tiempo y son fuente de vitaminas y minerales. Están presentes en los cereales de desayuno, pastas y arroces, cereales integrales, lentejas, panes, frutas y verduras, frutos secos y semillas.

-Proteínas: las encontramos en todos los alimentos de origen animal, sean carnes, huevos o lácteos como el queso, la leche, el yogur y son fundamentales para el correcto funcionamiento del cuerpo. También están en granos y productos de origen vegetal. Sin embargo, éstos últimos son incompletos, por lo que las personas vegetarianas deben estar atentos a controles nutricionales que guíen la alimentación para que no haya deficiencia de nutrientes.

– Grasas: son necesarias para el adecuado desarrollo de múltiples funciones. Sólo hay que tener en cuenta el tipo de grasas que se consumen, evitando siempre las trans y las saturadas. Para esto elegí siempre aceites crudos sin llevar al fuego y alimentos como la palta, las semillas, frutos secos como nueces, almendras, maní sin salar, pescados y carnes magras o sin grasa visible.
Reducí la ingesta de galletitas, manteca, margarina, crema, fiambres y lácteos enteros.
¡Así, se puede lograr cuidar la salud cardiovascular de la mejor forma!

Y ahora, ¿Cómo ponerlo en práctica?

Armando combinaciones con los distintos alimentos. Al comer una ensalada ¡que no sea sólo de lechuga y tomate! Se puede agregar variedad de vegetales, arroz o lentejas y alguna fuente proteica como huevo, queso o pollo además de aceite y semillas.

Otra opción es preparar un plato de pastas al que le incluyas vegetales salteados con carne, pollo o pescado. ¿O porque no un revuelto con muchos vegetales, queso, semillas y aceite de oliva?

Para que una comida sea completa no debe faltar ninguno de los nutrientes de los nombrados. De esta manera, se pueden realizar todas las actividades diarias con energía, sabiendo que la alimentación es la correcta.

Lic. Nutrición Romina Stoppani

www.nutricionsimple.com.ar
    

Comentarios