Los productos más caros nos hacen creer que son más saludables

02.01.2017

Una investigación encontró que los precios de los alimentos influyen en nuestra percepción haciéndonos creer que son más sanos

shelves in a supermarket

Paradójicamente con la situación que se vive en la Argentina, donde mirar los precios resulta una obligación del comprador debido a la inflación galopante percibida en el ultimo año, un estudio refiere que se debe evitar, ya que podría sesgar la percepción.

Según refiere los autores de una investigación del Colegio de Empresarios Fisher de la Universidad Estatal de Ohio, la gente a menudo percibe que los alimentos saludables son más caros, a pesar de que no hay evidencia que respalde este punto de vista.

Si bien es cierto que, algunos alimentos específicos como productos orgánicos o libres de gluten pueden ser más sanos y más caros, esta lógica no es extensible a la mayoría.

El equipo encontró que los consumidores hacen las elecciones de alimentos basadas en esta creencia. Para llegar a esta conclusión el estudio publicado en Journal of Consumer Research realizó cinco experimentos a diferentes grupos de participantes.

En un experimento, el equipo proporcionó a los participantes información sobre un “nuevo” producto alimenticio de granola. A un grupo de sujetos se les dijo que el producto era un grado de salud A (un alimento saludable), mientras que a los participantes restantes se les dijo que el producto era un grado de salud C (menos saludable).

Cuando se les preguntó cuánto creían que era el costo de los productos A y C, se encontró que los participante consideraban que el primero era más caro por ser más sano.

En otro experimento se les propuso que representen una situación en la que un compañero de trabajo, les pedía que le compren su almuerzo. Ademas de esta petición y para completar la solicitud el pedido era de un “almuerzo sano”. El resultado es que cuando llegaban a hacer el pedido frente a dos productos de similares características se elegían el mas caro por entenderlo mas saludable.

Evidentemente esta situación no parece acorde a la lógica con la que se encuentran los consumidores en la Argentina, dado que la relación entre los productos alimenticios y los salarios hace que solo se consideren las cuestiones económicas. De todas formas, es importante conocer que no existe una relación directa entre los precios de los productos y cuan saludables estos resultan.

Comentarios