Un Programa Nacional busca desarrollar los Cuidados Paliativos

11.10.2016

Constituye un derecho básico de los pacientes oncológicos

cama

Los cuidados paliativos (CP) forman parte de un tratamiento integral para control de las molestias, los síntomas y el estrés de toda enfermedad grave. No reemplazan el tratamiento primario, sino que contribuyen al tratamiento primario que recibe. Su meta es prevenir y aliviar el sufrimiento y mejorar su calidad de vida. Debido a la progresión de las enfermedades oncológicas, los CP están orientados principalmente a estar patología.

El Ministerio de Salud de la Nación formalizó este año la creación del Programa Nacional de Cuidados Paliativos, que funcionará en el ámbito del Instituto Nacional del Cáncer (INC) y tendrá como objetivo implementar estos servicios como estrategia de atención para que todas las personas que padezcan una enfermedad oncológica reciban un cuidado de calidad, adecuado y oportuno desde los estadíos tempranos y durante toda la evolución de la misma.

Los cuidados paliativos son un componente clave dentro de una política integral de control del cáncer y la equidad en el acceso a estos servicios constituye un derecho para las personas con cáncer.

Así, la creación del Programa Nacional de Cuidados Paliativos es un modo de dar respuesta a las necesidades de los pacientes oncológicos— particularmente de aquellos en los que el cáncer se encuentra en fase avanzada— y las de sus familias, poniendo especial énfasis en prevenir y aliviar el sufrimiento y mejorar su calidad de vida mediante la atención especializada, continua e integrada a lo largo de toda la enfermedad.

Además, mediante su publicación en el Boletín Oficial bajo la Resolución 1253-E/2016, este programa buscará lograr que el alivio del dolor y el acceso a la medicación opioide— del tipo de la morfina y la metadona— sea una realidad efectiva para todos los pacientes del país, eliminando las barreras de accesibilidad para estos medicamentos.

En ese marco, el director del Instituto Nacional del Cáncer, Roberto Pradier, señaló que el Programa Nacional de Cuidados Paliativos “facilitará la llegada de analgésicos eficientes para el dolor a la población con cáncer, y esto incluye a los pacientes que se atienden en hospitales públicos y que tendrán provisión gratuita de esos medicamentos”.

Cabe destacar que, como parte de una política de control del cáncer, los cuidados paliativos deben estar vinculados a la prevención, la detección y el diagnóstico precoz y las estrategias de tratamiento del cáncer para responder a todas las necesidades prioritarias de la población y hacer el mejor uso posible de los recursos.

El Ministerio de Salud de la Nación se encuentra trabajando en forma coordinada con las autoridades sanitarias de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para que establezcan estrategias tendientes a integrar los cuidados paliativos en sus programas de control del cáncer.

“Uno de los problemas que tenemos en Argentina es que no hay muchos centros de cuidados paliativos, y sobre todo no hay muchos paliativistas entrenados. Por eso, uno de los aspectos más importantes de la creación de este programa es el docente, porque va a permitir capacitar a quienes luego harán funcionar los centros de cuidados paliativos, sumado a una capacitación básica para el primer nivel de atención”, manifestó Pradier.

En la Argentina, cada año se diagnostican alrededor de 100 mil casos nuevos de cáncer y cerca de 60 mil personas mueren por causa de esta enfermedad, de las cuales más del 90 por ciento son mayores de 44 años de edad.

Los tumores malignos constituyen la principal causa de muerte entre los 40 y los 64 años, y la segunda en los grupos de 5 a 39 años y en mayores de 64.

Existe una proporción de pacientes a quienes se les diagnostica tardíamente en un estadio avanzado, aquellos en los que los tratamientos no han dado resultado y otros para los cuales no existen posibilidades de curación, por lo cual el único recurso de cuidado eficiente para estas personas es tener un CP de calidad que permita mejorar su calidad de vida hasta el último momento, dando así dignidad al proceso de morir.

La inclusión de los CP como estrategia de atención especializada para el control del cáncer busca reducir el impacto de esta enfermedad. Desde el Programa Nacional de Cuidados Paliativos se buscará mejorar la calidad de vida, prevenir y aliviar el sufrimiento de pacientes oncológicos mediante la evaluación multidimensional de los aspectos físicos, emocionales sociales y espirituales, basados en el adecuado control de síntomas; considerando a cada persona como un ser único, y a la calidad de atención como un derecho humano.

Comentarios